Productoras del sello We Are Femme recibieron la visita de representantes de AB Banan Kompaniet, la filial de Dole en Suecia, y de Orsero, que quedaron encantados con las plantaciones. Impulsado por GRUPO IREN DOMINICANA, el sello We Are Femme identifica las bananas procedentes de plantaciones dirigidas por mujeres en un clima de igualdad y respeto. Fruta de gran calidad, sin ningún incremento de su precio habitual y una importante misión: hacer posible que estas mujeres puedan consolidar su actividad productiva. Una iniciativa tan necesaria como pionera a la que cada vez se adhieren más distribuidores, marcas y consumidores. Y tú, ¿te unes a We Are Femme? Descubre más sobre este proyecto y síguelo en redes.

El sello We Are Femme nació en 2018 como una iniciativa pionera para identificar, promover y garantizar la comercialización de bananas producidas por mujeres que dirigen sus propias plantaciones en la República Dominicana.

El impulsor del proyecto We Are Femme fue GRUPO IREN, una multinacional española especializada en la comercialización de bananas orgánicas y orgánicas fairtrade de la República Dominicana y Ecuador. Una iniciativa que ya ha despegado como un sello independiente gracias al trabajo de las mujeres productoras y sus empleadas, los distribuidores y los clientes. En este sentido, las productoras adheridas al programa provén hoy en día a varias marcas europeas que operan en mercados de todo el mundo.

Sin estos distribuidores, que creen en el programa y dan salida a las bananas con este sello, el proyecto We Are Femme no sería posible. Un apoyo que no les supone ningún coste adicional en la fruta y con el que están contribuyendo a que estas mujeres continúen siendo motores de crecimiento y desarrollo en sus comunidades, generando cambios estructurales y sostenibles que reducen las desigualdades de género.

El proyecto We Are Femme no se limita a garantizar la comercialización de fruta producida por mujeres emprendedoras en República Dominicana. Sino que ambiciona aprovechar este empoderamiento de la mujer para que cada integrante del proyecto se convierta en promotora de acciones que mejoren las condiciones laborales de sus trabajadoras. Por eso, para formar parte de esta iniciativa, hay una serie de criterios y requisitos que las unidades productivas deben de cumplir y que están dirigidos a cuatro objetivos: eliminar la brecha salarial basada en el género; erradicar el acoso sexual en ambientes laborales; impulsar la participación y empoderamiento de las mujeres e incrementar el número de mujeres en posiciones de toma de decisión.

Deje un comentario

5 × uno =